El Supremo avala el despido por geolocalizar el coche de empresa