La desescalada propicia más descuentos para comprar automóviles