El coste laboral de los talleres supone el 60% de sus ingresos