Conductor profesional: ¿Se apuesta por los jóvenes?