Los concesionarios españoles cerrarán 2021 con una rentabilidad del 1%