El mercado de coches usados se hunde, pero su precio sube un 4%