Charles Bradley, la música soul está de suerte