La búsqueda de coches de segunda mano se quintuplica