domingo 16, junio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Bruno Mattucci (Nissan): “La movilidad debería trabajarse con independencia del momento político o de la ideología”

El consejero-director general de Nissan Iberia continúa gritando en el desierto. Pide con nítida claridad una idea de país, un concepto de Estado que envuelva el desarrollo de la movilidad eléctrica y que esta se fragüe con independencia de colores políticos. En ello sigue.

Share & Fleet

Además de la apuesta ecológica, uno de los principales objetivos de la marca que dirige el ejecutivo Bruno Matucci en nuestro país es impulsar el peso de las ventas corporativas, de flotas y renting en el mercado, para lo que cuenta, por fin, con toda la gama de vehículos renovada. Así piensa el ‘boss’ de Nissan.

 

PREGUNTA— ¿Cómo están trabajando con su red de concesionarios para que el formato de empresa sea más potente en un momento en el que el mercado de flotas se ha convertido en una pieza fundamental?

RESPUESTA— Lo cierto es que hemos sufrido, todos, por la falta de suministro durante los dos últimos años, un periodo en el que no hemos podido estar tan cerca de las empresas como hubiéramos deseado.  Pero hemos detectado que es un tipo de venta que está creciendo de una manera muy relevante y tengo que decir que tenemos la suerte de que este ejercicio contamos con la disponibilidad de toda la gama de vehículos. Llevamos un tiempo trabajando mano a mano con los concesionarios con el objetivo de trasladar a las empresas tecnologías como e-Power [hibridación]. ¿Por qué? Porque pensamos que puede ser una alternativa a los coches que han tenido hasta ahora. Es una tecnología nueva, que permite conducir un vehículo en modalidad eléctrica sin tener el problema de la recarga, de enchufar los coches. Y le puedo asegurar que está interesando, y mucho, a los clientes corporativos, porque son clientes que piensan mucho en la tecnología y en la seguridad. Nuestra estrategia es continuar trabajando en el canal de empresa y aprovechar que las limitaciones de suministro prácticamente han concluido.

 

PREGUNTA— También se han introducido en la gama de flotas ejecutiva con el Ariya eléctrico.

RESPUESTA— Efectivamente, sí. Es un vehículo que complemente perfectamente nuestra oferta corporativa. El Ariya es muy interesante para ejecutivos de flotas que utilizan el vehículo como incentivo, por ejemplo. Es un coche que permite, hoy, recorrer  más de 500 kilómetros sin efectuar recarga. Muchas compañías tienen ya una infraestructura de recarga en sus propias sedes en la que este modelo está encajando ya porque aporta una propuesta muy interesante.

 

El canal de flotas va a ser trascendental para que alcancemos un 3,5% de cuota de mercado en España en 2023

Bruno Mattucci (Nissan): “La movilidad debería trabajarse con independencia del momento político o de la ideología”

 

PREGUNTA— Hablando de infraestructura, señor Matucci. La lentitud de despliegue de infraestructura de recarga eléctrica por parte de las administraciones públicas es un problema que se encuentran en el día a día las empresas. ¿Cómo afrontan ustedes el hecho de disponer de una gama ecológica lista para usar por el cliente de empresa y el hecho de que la infraestructura de recarga sea tan insuficiente? ¿Qué diálogos mantienen al respecto con las compañías?

También puedes leer...
Ford Trucks abre en Murcia una concesión "clave" para flotas de largo recorrido

RESPUESTA— Indudablemente, es un tema complicado. Las ayudas son insuficientes y la instalación es complicada. Hay muchas compañías que están listas para convertir su flota a la tecnología eléctrica. Que están deseando desplegar una flota de vehículos eléctricos. Pero ocurre como con el cliente particular. Es muy difícil gestionar una flota de vehículos eléctricos si no tienes tu propia estación de recarga, tu poste. Porque el tema de la autonomía está casi solucionado. Podemos decir que en el 70% de los casos, lo hemos solucionado. Hoy tenemos coches que hacen más de 500 kilómetros. Así que si una compañía dispone de vehículos eléctricos y estos no tienen la necesidad de volver a la oficina, a la base, cada día, no existe el problema. Pero hay que decir que muchas compañías tienen flotas que están distribuidas en todo el territorio. Y en este caso es donde nace el problema. ¿Por qué? Por qué la infraestructura de recarga pública no está desarrollándose y eso es algo que estamos poniendo sobre la mesa del Gobierno desde años, pero nunca ha cambiado. Recientemente, con Anfac, de nuevo hemos presentado una propuesta, para mí clarísima, de lo que se debería hacer para desarrollar esta infraestructura de recarga, pero todavía no se ve ninguna acción por parte del Gobierno para impulsar la movilidad eléctrica. Nosotros, y lo hemos dicho muchas veces, estamos listos para trabajar con el gobierno para tomar decisiones que nos den la oportunidad de crecer, como está ocurriendo en Francia, en Alemania o en Holanda. Las necesidades de las flotas de vehículos eléctricos de las compañías francesas, alemanas u holandesas son la mismas que en España. No veo la diferencia. Pero la diferencia que sí veo es que en esos países las compañías pueden introducir flotas de vehículos eléctricos porque saben que hay una infraestructura de recarga. Aquí, no. Tenemos que trabajar en ello, aunque pueda entender los tiempos políticos.

 

PREGUNTA— Pero la cuestión va más allá de ello. Es un “tema-país”, no le voy a decir una cuestión de Estado, pero sí trascendental.

RESPUESTA— Totalmente. Sobre cuestiones como la movilidad se debería trabajar a pesar del momento político o de la ideología. Todos deberíamos en establecer un plan y respetarlo. Y esa es la manera como trabajamos las multinacionales para implementar proyectos. Si tú no tienes un plan, si no tienes idea clara de quién tiene que hacer qué, si no existen los presupuestos necesarios, es imposible.

 

Si una compañía tiene vehículos eléctricos y no han de volver a la oficina cada día, no existe problema. Pero muchas compañías tienen flotas que están en todo el territorio y este es el problema, porque la infraestructura de recarga pública no está desarrollándose

 

PREGUNTA— Recientemente, además, Francia ha anunciado ya que suma más de 100.000 postes de recarga eléctrica. Un mundo para nosotros.

También puedes leer...
Las matriculaciones de renting crecen un 47% en septiembre en España, con 19.734 unidades

RESPUESTA— ¡Claro!  Y esto es lo que proporciona tranquilidad a las empresas. Porque una vez que se ha conseguido disponer de autonomías buenas, este es el problema. Porque el Plan Moves no es malo en sí mismo, y el precio del eléctrico cada vez es más asequible. La cuestión del Moves es cómo se aplica. Es el cómo. No puedes pensar, hoy, que un cliente particular o una empresa recibe la ayuda tiene que esperar un año para devolver una parte a través de sus impuestos, como sucede. Da la impresión de que es una manera de hacer las cosas complicadas para que el cliente, al final, se retraiga de la compra.

 

Bruno Mattucci (Nissan): “La movilidad debería trabajarse con independencia del momento político o de la ideología”

 

PREGUNTA— ¿Ha recibido de sus mandos intermedios, sobre todo relacionados con empresas, esta dificultad? Todo el sector habla de ello, de un cuello de botella difícil de gestionar.

RESPUESTA— Sí, así es. Hay que simplificar al máximo, pero al máximo, todo lo que signifique dar sentido a la compra de coches eléctricos. Y eliminar la burocracia. En España, el promedio para poner en marcha un punto de recarga es un año. En Francia, un mes. Y después podemos pensar en otros temas interesantes. ¿Por qué no bajamos el precio de uso de las autopistas para los eléctricos? Lo han hecho en Noruega, y ha funcionado. ¿Por qué no bajamos el precio del aparcamiento para estos vehículos? Y último, pero no menos importante, y acerca de la movilidad general. No se puede tener una estructura  según la cual se toma una decisión en el ámbito del Gobierno Central y después trasladarla a las diferentes Comunidades Autónomas, que deciden si se implementa o no y cuándo.

 

En el negocio de última milla estamos empujando mucho y muy fuerte con la versión eléctrica de Townstar

 

PREGUNTA— Está ocurriendo ahora mismo con las zonas de bajas emisiones, son un galimatías.

RESPUESTA— Sí, y se sabía que esto iba a ocurrir.

 

PREGUNTA— Le cambio un poco el tema. ¿Qué tal les está funcionando el nuevo Qashqai en empresas? Ya empieza a asomar en los puestos de cabeza de los vehículos más vendidos en renting. ¿Qué objetivos tienen?

RESPUESTA— Muchas compañías lo están solicitando, sí. Es un modelo clave para empresas que nos tiene que ayudar mucho, como el canal de flotas. Si este año tenemos un objetivo total de alcanzar un 3,5% de cuota de mercado en España, el canal de flotas va a ser trascendental para que alcancemos este plan. Es verdad, eso sí, y es algo que aún me extraña, que en España la cuota de mercado diésel en el canal de flotas es todavía de un 29%, es algo que no entiendo mucho. Se lo comento porque no disponemos ya de motores diésel, y es oportuno señalarlo porque, por ejemplo, el anterior Qashqai disponía de opción de gasóleo.

También puedes leer...
Michelin ingresará un 30% de su negocio de actividades diferentes del neumático

 

PREGUNTA— Pero seguramente lo han compensado con las ventas de modelos ecológicos.

RESPUESTA— Exacto. Si usted mira las ventas de vehículos microhíbridos, el Qashqai es el número uno. Ahora que empezamos a recibir los nuevos e-Power, hemos notado un crecimiento en ventas enorme.

 

Bruno Mattucci (Nissan): “La movilidad debería trabajarse con independencia del momento político o de la ideología”

 

PREGUNTA— Una línea de ventas muy importante para la marca en el sector corporativo es la gama de comerciales, que acaban de renovar. ¿Qué planes tienen en el negocio de última milla? ¿Y con el nuevo Townstar?

RESPUESTA— Estamos empujando mucho y muy fuerte en este apartado, por ejemplo con la versión eléctrica de Townstar. Hay muchas oportunidades pero hemos de ser conscientes de que el mercado de vehículos eléctricos es aún pequeño, y por eso estamos recibiendo más pedidos con tecnología de combustión. Pero las zonas de bajas emisiones pueden dar un impulso muy importante para las ventas de comerciales ligeros ecológicos.

 

¿E-fuels? Hoy por hoy, no lo veo. Su producción y desarrollo es muy caro. Quizás puedan funcionar a medio o largo plazo

 

PREGUNTA— De nuevo retomamos las dificultades de desplegar el modelo eléctrico sin un marco de juego adecuado…

RESPUESTA— Es que es un tema muy importante. Hasta que tengamos claro qué modelo de movilidad queremos para el futuro, como país, para las empresas de automóviles es muy difícil pensar en una estrategia clara a medio y largo plazo. Hay que tomar decisiones sobre las ciudades y el entorno. Pongamos al ciudadano, al cliente, en el centro, para que tenga la posibilidad de elegir la tecnología y movilidad que necesita para desplazarse. Lo ideal no es decir que no al coche, que sí al patinete… Hay que mirar por el cliente, por las personas. Esperemos que después de las Elecciones se pueda empezar a trabajar seriamente con la movilidad.

 

PREGUNTA— ¿Está a favor o en contra de los e-fuels?

RESPUESTA— En Nissan no estamos en contra de la tecnología. Lo que vemos es que pensar hoy en transformar o disponer de suficiente producción de e-fuels no es factible. Y el proceso de fabricación, es complicado y requiere mucha más energía que el que necesita una batería. Creo que es un proceso con coste enrome, y ya se ha dicho que el precio del litro sería superior a 2,5 euros. Hoy por hoy, no lo veo por estas razones. Pero puede que funcione a largo plazo.

 

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto