Bosch apuesta firmemente por la electrólisis de hidrógeno