El ‘Big 3’ estadounidense redujo sus ventas nacionales más de un 10% en el primer trimestre