Para muchos, la llegada del airbag Hovding para usuarios de bicicletas es equivalente en importancia al primer airbag para automóviles.

El airbag Hovding proporciona la mejor resistencia y absorción de impactos del mercado y se coloca en el cuello como si fuera una bufanda. Estéticamente, y para que se hagan una idea, cerrada es como una riñonera, pero puesta en el cuello.

En caso de impacto, el airbag está diseñado como un techo de protección de nylon superresistente que no se rompe cuando toca el suelo, según la compañía.

Además, deja el campo de visión libre y cubre un espacio de protección superior al de un casco convencional. Si se produce el golpe, el sistema se mantiene inflado durante muchos segundos.

web