El automóvil acumula un superávit comercial de más de 4.000 millones hasta julio