El automóvil español no descarta paros en las fábricas por el coronavirus