La automoción reclama un plan de impulso para la financiación del sector