Reforma fiscal sí, pero sin fraude

En nuestro país las pymes, por suerte, no tienen los instrumentos de los que disponen las grandes compañías para eludir el pago de impuestos y, de este modo, les cuesta más reducir, en la medida de lo posible, su factura fiscal

Reforma fiscal sí, pero sin fraude