Audi y Mercedes se baten el cobre del renting ‘luxury’, BMW se descuelga