Inicio FLOTAS Audi A8: Todo lo que un gran jefe puede desear

Audi A8: Todo lo que un gran jefe puede desear

Audi A8. // FOTOGRAFÍA: AUDI
Audi A8. // FOTOGRAFÍA: AUDI
El nuevo Audi A8 se puede adquirir por cerca de 100.000 euros. La cuota de renting superará los mil euros mensuales. // FOTOGRAFÍA: AUDI
El nuevo Audi A8 se puede adquirir por cerca de 100.000 euros. La cuota de renting superará los mil euros mensuales. // FOTOGRAFÍA: AUDI

“El mundo nunca es suficiente” (1999), así se titulaba uno de los filmes del espía más famoso de la Historia, James Bond. Una sensación parecida se tiene al volante del nuevo Audi A8, una berlina superlativa que, para qué negarlo, sólo está al alcance de una reducida y muy selecta clientela; si todavía es director general, sueñe con rematar ese pico de facturación que le queda para que le sumen el bono y los puntos necesarios para ascender. Eso: sueñe.

“Se puede elegir hasta el tipo de fragancia con el que quieres perfumar el ambiente del coche”, explica Paolo Prinari, director de Flotas de Audi España, quien gentilmente ha accedido a compartir vehículo de pruebas con Fleet People. Es un detalle.

—¿El tipo de fragancia? Le miro absorto y lo demuestra al instante. Hay varias, y todas te trasladan a diferentes universos, por así decirlo. 100% real. Y la conversación continúa en esa línea. En la línea de una sorpresa constante. Y quizás sean —seguramente lo son— esas pequeñas diferencias las que marcan grandes distancias cuando el cliente objetivo de un vehículo es un presidente o un consejero delegado. El súmmum debe venir de serie.

El maletero de la nueva edición del A8 de Audi supera los 500 litros de capacidad tanto en la versión convencional como en la extendida (L). // FOTOGRAFÍA: AUDI
El maletero de la nueva edición del A8 de Audi supera los 500 litros de capacidad tanto en la versión convencional como en la extendida (L). // FOTOGRAFÍA: AUDI

Y así es en el A8.

La jornada de pruebas en Alemania nos depara un día frío pero soleada, lo que nos permite conducir y observar a nuestro alrededor algo más que la habitual lluvia y el tono grisáceo del paisaje autóctono. Ha habido suerte. El A8 es un buque silencioso y ligero con una ligereza de conducción que pocas veces hemos percibido al volante de un coche. Estéticamente nos convence mucho. Atrás quedan los diseños de este tipo de automóviles de lujo: ostentosos, cuadrados y voluminosos.

De que el A8 es un ‘avión’ en toda regla no hay duda, pero no es esa la sensación que transmite. Es suave, cómodo pero, sobre todas las cosas, fácil de conducir. Decir fácil de conducir en un vehículo cuya anchura bordea los dos metros y con 5,17 metros de largo es cuando menos curioso: curioso y real.

Te puede interesar: Estas son las primeras impresiones del director de Ventas Corporativas de Audi, Paolo Prinari, sobre el A8.

El diseño es elegante y sinuoso, muy limpio. En ningún momento aparenta sus dimensiones, un aspecto que nos ha gustado particularmente.

“Realmente hemos marcado la diferencia frente a nuestros rivales, y es algo que se está notando ya en los pedidos corporativos”, apunta Prinari a Fleet People. Audi prevé vender en el canal ‘luxury’ unos cientos de unidades del A8 por ejercicio, una cifra destacable teniendo en cuenta que la cuota de renting del modelo sobrepasará con creces los mil euros mensuales. 

Ya existen varios encargos en firme por parte de altos directivos de compañías españolas, algunas sobradamente conocidas.

Mimando al pasajero

Con una carrocería fabricada en un 58% en aluminio, el interior del nuevo A8 destaca por su neto enfoque hacia la calidad de vida a bordo. Tantos los asientos delanteros como los traseros se pueden escoger con un sistema de masaje exclusivo con cuatro modalidades diferentes —y 18 cámaras triples de aire por asiento— que, créannos, son sumamente efectivos en marcha, tanto para quien conduce como para los acompañantes. Incluso se puede elegir un sistema de masaje para los pies que se sitúa en el respaldo del asiento delantero.

El interior del A8 refleja, a simple vista, lo que significa la palabra lujo. // FOTOGRAFÍA: AUDI
El interior del A8 refleja, a simple vista, lo que significa la palabra lujo. // FOTOGRAFÍA: AUDI

También llama mucho la atención la disposición de los mandos y los accesorios que permiten mejorar la conducción y la estancia. Todo está conformado alrededor de dos grandes pantallas, la principal de más de 10 pulgadas y la inferior de 8,6 pulgadas, que ofrecen cualquier tipo de información y asistencia que uno pueda imaginar.

La nueva disposición del aspecto visual, en forma de dos grandes pantallas de información diferenciada, representa un gran salto. Es muy cómodo y útil. // FOTOGRAFÍA: AUDI
La nueva disposición de mandos y aplicaciones, en forma de dos grandes pantallas de información diferenciada, representa un gran salto. Es muy cómodo y útil. // FOTOGRAFÍA: AUDI

¿Asistencia? El A8 está preparado para un nivel de conducción automatizada de nivel 3, el primer vehículo de producción del mundo con esta característica. ¿Qué significa? Que en autopistas y autovías de varios carriles puede conducir solo y hasta 60 kilómetros por hora, siempre que haya mucho tráfico. Mantiene el coche en el carril, acelera, frena y gestiona la dirección. ¿Podemos hacerlo? Todavía no hay una ley en el mundo que lo permita, pero todo se andará.

Te puede interesar: Así conduce SOLO el A8

Con un precio de arranque para la versión estándar de 97.500 euros y de 100.400 euros para la modalidad limusina A8 L, la berlina de referencia de la marca de los cuatro aros dispone de luces Audi Láser delanteras, traseras Oled, diferentes espacios de iluminación interior y hasta 400 funciones con seis perfiles de usuario, más uno de ‘Invitado’.

Además cuenta con control por voz que permite conversaciones de voz progresivas, por supuesto el Audi Virtual Cockpit (tablero frontal digital) y un sistema de aparcamiento automático que nos ha encandilado, porque por ejemplo permite, en una maniobra de aparcamiento normal, escoger el ángulo del coche que deseamos ver justo en el momento que queramos, simplemente moviendo la pantalla con el dedo. Es genial.

Las plazas traseras del A8 son un tributo al 'savoire faire'. Si puede acceder al sistema de relax completo de los cuatro asientos, hágalo. Cuesta más de 13.000 euros. // FOTOGRAFÍA: AUDI
Las plazas traseras del A8 son un tributo al ‘savoire faire’. Si puede acceder al sistema de relax completo de los cuatro asientos, hágalo. Cuesta más de 13.000 euros. // FOTOGRAFÍA: AUDI

Motores y emisiones

La marca ha dispuesto en su campaña inicial de lanzamiento dos propulsores V6 turbo, el 3.0 TDI de 286 CV de potencia y un 3.0 TFSI de gasolina que proporciona 340CV de potencia. A estos se sumarán en los próximos meses una versión híbrida enchufable y más opciones de motorizaciones.

Lo cierto es que la versión que probamos (3.0 TFSI de 340CV), circulando a una velocidad más o menos constante, reportó unos promedios de consumo bastante razonables y que se acercan bastante al combinado promedio de 7,8 litros anunciado por el fabricante. Si bien el consumo no es una premisa fundamental en la hora de elegir este tipo de automóviles, está claro que la eficiencia es un must que cualquier fabricante debe contemplar hoy en día, y 145 y 152 gr más aún en el segmento de flotas y vehículos corporativos.

Las emisiones medias de dióxido de carbono del modelo de gasolina oscilan entre 176 y 178 gramos por kilémtro recorrido, en tanto que las de la versión diésel, que consume en combinado entre 7,7 y 7,8 litros de combustible por cada cien kilómetros, varían entre 145 y 152 gr/km de dióxido de carbono.

Léelo: Así evoluciona el mercado premium corporativo en España

Audi lidera el mercado de renting premium en España, que sigue a doble dígito