Aston Martin casi multiplica por tres sus pérdidas trimestrales