domingo 16, junio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Así está la nueva realidad política del automóvil y así afecta al sector

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Dos Elecciones en menos de un mes y el pactómetro echando humo. Este es el resumen de lo que ha pasado en España antes del verano. Pero con la formación de un nuevo Gobierno toca volver a la normalidad, a tomar medidas y a recuperar el tiempo perdido. Todos los sectores económicos y sociales esperan que tener un nuevo Ejecutivo permitirá retomar los temas pendientes de resolver y las decisiones que hay que tomar, y que, en el caso del automóvil, son muchas y trascendentales.

Con la llegada del período electoral durante la pasada primavera, cuando los españoles tuvimos que escoger a nuestros representantes nacionales, municipales, locales y europeos, se paralizó la actividad legislativa, que es la que verdaderamente hace que un país siga funcionando. Uno de los sectores estratégicos para la economía nacional es el automóvil, que representa cerca del 10% del PIB español y cuyos representantes están actualmente en stand by esperando para volver a llamar a las puertas de los despachos ministeriales y de las administraciones locales para poder entonar aquello de “yo he venido aquí a hablar de mi libro”.

La pasada legislatura, al ser tan corta y con un Gobierno sin Presupuestos, se colmó de buenas palabras e intenciones que, en pocos casos se materializaron hechos concretos, salvo en la modificación de la figura del gestor de carga, una medida poco vistosa pero fundamental para la evolución del vehículo eléctrico en España.

 

Así está la nueva realidad política del automóvil y así afecta al sector

 

Volver a retomar la figura del Ministerio de Industria (también de Comercio y Turismo) fue una señal positiva para la automoción que veía cómo podía contar con una interlocutora de primer nivel, como la ministra Reyes Maroto.

No obstante, Maroto, en unos casos por falta de unos Presupuestos Generales del Estado que apoyaran sus intenciones y en otros por la intromisión de alguna compañera del Consejo de Ministros con algo más de poder, no pudo poner en marcha casi ninguna medida de calado que sirviera para mejorar la realidad del automóvil en España, aunque sí se mostró voluntariosa y preocupada por hacer lo mejor para un sector de la importancia del de automoción.

La formación de nuevos gobiernos nacionales, municipales y locales abre de nuevo el melón de qué hacer con la automoción. Por ello, se tendrá que volver a pelear por que se tomen medidas beneficiosas para el sector, que se encuentra en un momento de grandes cambios (disruptivo, según los millennials).

 

Lejos. España es un gran ‘hub’ industrial exportador. En la imagen, una campa de vehículos frente al mar, en Barcelona. // FOTOGRAFÍA: Roman Belogorodov
Lejos. España es un gran ‘hub’ industrial exportador. En la imagen, una campa de vehículos frente al mar, en Barcelona. // FOTOGRAFÍA: Roman Belogorodov

 

En el ámbito local quedan muchos temas que afrontar y que afectan al sector en su línea de flotación como son la posible desaparición de la zona restringida al tráfico Madrid Central, que sigue coleando, la limitación a la circulación en las grandes ciudades o la proliferación de nuevas formas de movilidad (patinetes, carsharing, motosharing, trayectos compartidos…). En el terreno de juego nacional, el nuevo Gobierno tiene sobre la mesa, unas veces por sugerencia del sector y otras por ocurrencias propias, diferentes asuntos que resolver esta legislatura que pueden marcar el devenir a corto, medio y largo plazo del automóvil en España.

También puedes leer...
Las ventas de coches en renting apuntan a un crecimiento del 6% en abril

 

Así está la nueva realidad política del automóvil y así afecta al sector

 

Entre los puntos más calientes se encuentran: el desarrollo y puesta en marcha del Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de la Automoción (dotado previsiblemente con 2.634 millones de euros), la revisión fiscal del sector (con una más que segura subida al diésel y la posibilidad de unificar los impuestos de circulación y matriculación) o el camino hacia la prohibición en 2040 de la venta de coches de combustión y de su circulación en el año 2050. Los temas estrella que se negociarán entre las administraciones locales y nacional con el sector son sabidos por todos e inevitables en muchos casos. Desde el automóvil se demanda que se adopten medidas previsibles, estructurales y a largo plazo que ayuden a acabar con la incertidumbre que tiene en la actualidad el comprador de coches en España, que no sabe qué vehículo adquirir, lo que ha provocado que se encadenen varios meses consecutivos de caída de las matriculaciones.

 

Coherencia y homogeneidad

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, se muestra muy claro sobre lo que le pide a este nuevo Gobierno: políticas de movilidad “coherentes y homogéneas”, un cambio en la fiscalidad del sector bajo criterios medioambientales, un plan de achatarramiento “amplio” para renovar el parque de vehículos con las mejores tecnologías disponible y dar señales al cliente de que los coches nuevos son adecuados para la transición de la movilidad.

 

Así está la nueva realidad política del automóvil y así afecta al sector

 

“Valoramos muy positivamente el período de estabilidad que se abre después de los procesos electorales. La industria necesita estabilidad y visibilidad para invertir a medio y largo plazo. La situación actual requiere de unos mensajes y unas acciones muy concretas a corto plazo”, asegura a Fleet People el directivo, que resalta entre estas medidas a tomar un impulso “decidido” a la adquisición de vehículos eléctricos y alternativos, ya que España está a la cola de Europa en cuota de estos modelos.

En esta misma línea se muestra Gerardo Pérez, presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), que señala que el mercado automovilístico “sufre mucho” cuando hay períodos electorales y destaca que el cliente ha paralizado la compra de coches por la incertidumbre que tiene sobre la tecnología por la que apostar. Por ello, aboga por enfocar el problema de la antigüedad del parque en España y por poner en marcha un plan de achatarramiento. También es partidario de afrontar el impacto medioambiental del automóvil, pero desde la perspectiva de la unidad de mercado, con normativas nacionales y no que cada ciudad tenga las suyas propias, como es el caso de Madrid Central.

También puedes leer...
El mercado español de coches venderá menos de un millón en 2021

“En el automóvil necesitamos normativas que sean claras, duras si es necesario, pero las mismas en todas las regiones”, asegura a FP.

“Hay que mirar al futuro y hay que generar certidumbre en el sector y explicar al cliente que los motores híbridos, eléctricos, gasolina, diésel y de gas modernos son el futuro de la movilidad en este país, que son motores muy limpios y que los compradores pueden optar por cualquier tecnología. El cliente lo que necesita no es que se le prohíba circular con su coche, sino que se incentive el achatarramiento de su vehículo antiguo”, subraya.

Las demandas del automóvil son claras, pero lo que no es tan evidente si estas peticiones se van a plasmar sobre el papel con los nuevos gobiernos. La continuidad del PSOE en el poder permite, a priori, retomar donde se dejaron temas que están sin resolver, como es el famoso caso de la subida impositiva al diésel —“que tiene los días contados”— para igualarlo con la gasolina, con el consiguiente impacto sobre los particulares que más kilómetros hacen con su vehículo.

 

Dame más gasolina. La polémica diésel ha amainado un poco, pero sigue siendo un tema espinoso para el sector. // FOTOGRAFÍA: carmen maniega
Dame más gasolina. La polémica diésel ha amainado un poco, pero sigue siendo un tema espinoso para el sector. // FOTOGRAFÍA: carmen maniega

 

Reyes Maroto, que presentó el Plan Estratégico del Automóvil justo antes de acabar la legislatura anterior, aseguró que la dotación de 2.634 millones prevista para este programa (que recogía medidas de fiscalidad, planes de achatarramiento, impulso a los vehículos eficientes o apoyo a la formación) requería de unos nuevos PGE que apoyaran estas iniciativas.

Veremos si salen los nuevos PGE y si con ellos se implementa este documento o, si por el contrario, solo se quedará como un bonito proyecto que se usará para calzar alguna mesa del Ministerio.

 

El coto al centro

Otro tema de relevancia, esta vez en relación con los nuevos gobiernos municipales, es la circulación en las grandes ciudades y, especialmente, en Madrid, donde desde el Partido Popular ya ha asegurado que suprimirán la zona de Madrid Central, en la que solo podían circular profesionales, residentes y vehículos con las etiquetas Cero o Eco de la Dirección General de Tráfico. “Nos gustaría que, en caso de que haya modificaciones en Madrid Central, se amplíe el acceso a los vehículos menos contaminantes”, defiende Mario Armero, al tiempo que Gerardo Pérez asegura que desde Faconauto aplaudirán si el Ayuntamiento decide finalmente no continuar con Madrid Central.

Si bien el impuesto al diésel, el Plan Estratégico o Madrid Central son temas de gran calado para el sector, el que más puede determinar la forma que tendrá la movilidad en el futuro es la intención del Gobierno de prohibir la venta de coches de combustión (gasolina, diésel, de gas o híbridos) en 2040 y que no puedan circular desde 2050.

También puedes leer...
España se suma al grupo de países que tiran de las flotas en Europa

 

Así está la nueva realidad política del automóvil y así afecta al sector

 

Esta hoja de ruta, recogida en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), está en línea con la visión de la UE, pero supondrá encauzar la movilidad hacia la electrificación, tanto si existe como si no, demanda por parte de los conductores. “La cuota de mercado de estos vehículos tiene que crecer, muy por encima del 1% actual y necesita el apoyo de las administraciones. España está, por ejemplo, a la cola de la UE en puntos de recarga”, asegura el vicepresidente ejecutivo de Anfac.

Desde este verano, los representantes de las asociaciones del sector y también de las principales marcas se tienen que poner a trabajar para convencer a los políticos que ahora están en los cargos de responsabilidad de los gobiernos de que apuesten por el automóvil, por su importancia para la economía.

Por ello, tendrán que ser capaces de hacer que recapaciten, en algunos casos como el diésel o el horizonte 2040, o que continúen con sus planes paralizados por las Elecciones, como el lanzamiento del Plan Estratégico.

 

Ponerse a plan

Casi con el pitido final de la legislatura pasada, el Gobierno, no se sabe si por ansiedad o como una medida electoralista, decidió presentar el Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de Automoción, a pesar de que no daba tiempo a ponerlo en marcha. Esta decisión sirve para adelantar las medidas que adoptará el nuevo Ejecutivo durante estos cuatro años, siempre y cuando consiga sacar adelante unos nuevos PGE y que estos puedan soportar la nada desdeñable cifra de 2.634 millones de impacto presupuestario entre 2019 y 2025, de los que 515 millones de euros se anotarían entre 2019 y 2020.

Los puntos más destacados de este documento son:

– La creación de una Mesa de Movilidad Sostenible y Conectada que reúna al sector en su conjunto y a la Administración.

– Una reflexión y revisión de la fiscalidad asociada al sector del automóvil con el fin de vincularla a criterios medioambientales y de orientarla más al uso que a la compra.

– Impulsar inversiones en el sector en España, especialmente las vinculadas con I+D+i y con la fabricación de modelos sostenibles.

– Apoyo para una mayor penetración de vehículos de cero y bajas emisiones, a través de medidas de estímulo a la demanda, planes de achatarramiento y la expansión de infraestructura de recarga.

– Refuerzo de la Formación Profesional Dual y de la vinculación de la empresa con la universidad.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto