El interminable ascenso en Bolsa de Northgate: ¿Tambores de Venta?