Allianz se hace con el control de la española GT Motive