El grupo Jaguar Land Rover, propiedad de la multinacional india Tata, ha anunciado que a partir de 2020 todos los vehículos de las dos marcas estarán electrificados, de modo que toda la gama abarcará modelos totalmente eléctricos, híbridos enchufables y mild hybrid.

El anuncio ha sido realizado en el primer Tech Fest de Jaguar Land Rover, un evento abierto al público celebrado en la Facultad de Bellas Artes de la universidad londinense Central Saint Martins, que gira en torno al debate y a la exposición pública del futuro de la movilidad.

Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover, ha protagonizado este anuncio, que incluye el primer lanzamiento de un modelo totalmente eléctrico en 2018, el Jaguar I-PACE, mostrado en el evento, así como el icónico deportivo Jaguar E-type, ahora electrificado para el siglo XXI, y el visionario “concept virtual” FUTURE-TYPE que imagina una movilidad autónoma, conectada, eléctrica y compartida a partir de 2040 y en adelante.

Con el I-PACE, Jaguar comienza a diseñar desde cero un SUV eléctrico puro y con el FUTURE-TYPE crea una visión de cómo serán los vehículos a partir de 2040, un futuro en el que los vehículos podrán ser compartidos, en lugar de tener un solo dueño.

La interfaz del FUTURE-TYPE permitirá acceder por separado a sus distintas esferas digitales de trabajo, familia u ocio, seleccionando lo que necesite, y descartando lo que no.

El FUTURE-TYPE se maneja con Sayer, el volante inteligente llamado así en honor de Malcolm Sayer, diseñador del E-Type, que funciona no sólo dentro del coche y continúa activo en el hogar.

Sayer es el primer volante con activación por voz e inteligencia artificial que tiene la capacidad de realizar cientos de tareas. Su avanzado software de reconocimiento de voz le permitirá responder a sus preguntas, conectarle a las noticias, organizar sus viajes y seleccionar su forma de entretenimiento. Sayer por ejemplo, sabe lo que hay en la nevera, e incluso puede ocuparse de la compra o encargar una pizza.

No se trata sólo de la llave del vehículo, sino de un carnet de socio de un club de servicios. Se trata de un club que ofrece la propiedad exclusiva o la opción de compartir el vehículo con otras personas de la comunidad.

Jaguar E-Type Zero

Para mostrar las intenciones del grupo, en el evento tecnológico de Londres se ha presentado el Jaguar eléctrico E-Type Zero, un deportivo definido en su día por Enzo Ferrari como ‘el vehículo más hermoso del mundo’, que ahora combina su diseño con la  energía eléctrica.

La base del E-Type Zero es el Roadster Serie 1.5 de 1968 e incluye un moderno motor eléctrico que consigue pasar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, y ha sido diseñado por el  equipo de Jaguar Classic en el nuevo centro Classic Works en Warwickshire (Reino Unido).

El objetivo del Concept Zero es demostrar que seguirá siendo posible conducir clásicos en el futuro. “Estamos deseando ver la reacción de nuestros clientes mientras seguimos investigando las formas de llevar este prototipo al mercado”, según Tim Hannig, director de Jaguar Land Rover Classic.

El Jaguar E-Type Concept Zero, con un aspecto idéntico al original, no solo ofrece la misma maniobrabilidad que un E-Type, sino que también brinda un alto rendimiento dinámico excepcional, ya que es más rápido que modelo original, casi un segundo menos que el E-Type Serie 1.

“Hemos limitado la potencia del vehículo para combinar sin problemas el nuevo motor eléctrico del E-Type Concept Zero con la configuración dinámica que caracteriza al E-Type original. Creemos que así se consigue una experiencia de conducción óptima”.

El motor eléctrico ofrece 220 kW (295 CV) y se ha diseñado especialmente para el E-Type Concept Zero. Su batería de iones de litio tiene las mismas dimensiones y un peso similar al motor XK de seis cilindros que incorporaba el E-Type original.

El E-Type Concept Zero tiene una autonomía real de 270 kilómetros gracias a su reducido peso y buena aerodinámica. Usa una batería de 40 kWh, que puede recargarse en casa durante la noche (normalmente tarda en recargarse de seis a siete horas, en función de la fuente de alimentación).

El motor eléctrico (y el engranaje reductor) está justo detrás de la batería, en el mismo sitio que la caja de cambios del E-Type. Un nuevo árbol de transmisión envía la energía a un diferencial de transmisión y a la transmisión final. Este modelo pesa 46 kilos menos que el E-Type original.

Al usar un motor eléctrico con un peso y unas dimensiones similares al motor de gasolina y la transmisión anteriores, no cambia la estructura del vehículo, incluidos los frenos y la suspensión, por lo que se simplifica la modificación y la homologación. La experiencia, la maniobrabilidad, la conducción y el frenado son idénticos a los del E-Type original. La distribución de peso delantero y trasero es idéntica.

Fabricado entre 1949 y 1992, el motor XK de seis cilindros estuvo presente en casi todos los modelos emblemáticos de ese periodo, como el E-Type, el XK120, el Mk2 y el XJ6. El nuevo motor eléctrico podría utilizarse en cualquiera de estos modelo.

Algunos de sus componentes y tecnología los toma prestados del próximo modelo I-PACE, el primer vehículo totalmente eléctrico de producción en serie de Jaguar Land Rover.