22.000 euros: El precio medio de los coches usados se dispara un 17%